¿Cómo Elegir una Residencia de Adulto Mayor?

El cómo elegir una residencia de adulto mayor exige un elevado nivel de compromiso por parte de la familia o quienes se hagan cargo del caso y al verlo como un acto de amor buscamos su salud y seguridad en todo momento. Es por eso que en esta nota queremos brindarte los mejores tips para que llevar a tu ser querido a una residencia de larga estadía, sea tomado con los mejores parámetros.

¿Cuándo se recomienda el ingreso de una persona a una institución de este tipo?

  • Después de una hospitalización por una enfermedad crónica.
  • Cuando se requiere ayuda para realizar alguna actividad de la vida diaria.
  • Cuando en la familia no es posible mantener los cuidados de una persona mayor o cuando es muy costoso financiar un cuidador domiciliario.
  • Cuando no existe una red de apoyo social, ya sea la familia o amigos que ayuden a vivir.

Sin duda las Residencias de Adultos Mayores son de gran utilidad para las personas que presentan diferentes dificultades en el plano social, económico o por razones de salud o funcionalidad (dificultad en mantener las actividades de la vida diaria).

Entonces… ¿Cómo elegir una residencia de adulto mayor?

Conocer opciones:

  • Haz un listado de las cualidades que buscan tú y tu familia, y toma en cuenta las necesidades más importantes para tu ser querido y los servicios que presta la residencia, cerciórate de que esto sea verdad.
  • Pide asesoramiento en los servicios sociales de tu municipalidad y si es posible, solicitar un listado de residencias ubicadas en el barrio que te interese centrar la búsqueda.
  • Pide referencias, pregunta a tus cercanos (amigos – familia) si hay alguna persona que conozca la residencia.
  • Busca en distintas plataformas, no solo en internet.

Acreditación:

Que esté acreditado por la SEREMI, garantía de calidad que certifica el cumplimiento de la normativa vigente.

Debe contar con la Resolución sanitaria otorgada por el Ministerio de Salud MINSAL (conoce más aquí)

Elegir a conciencia:

  • La Institución debe satisfacer todas las necesidades que el residente, con su funcionalidad y patologías asociadas requiera. No todas las instituciones son iguales. Algunas sólo pueden recibir personas con plena capacidad funcional y con enfermedades controladas en que el riesgo de complicaciones sea menor.
  • Otras podrán atender a residentes con deterioro cognitivo, en que sus facultades mentales están afectadas. Otras podrán atender personas con enfermedades cuyos cuidados sean complejos, en que se empleen medicamentos diversos, y se requiera un control estricto de su estado de salud. En otras pueden atender a personas con severa discapacidad funcional, con dificultad para desplazarse o para moverse. Podrían atender a ancianos postrados, los que requieren cuidados especiales.
  • Estas diferentes modalidades de atención necesitan personal, tanto profesionales como otros colaboradores, que tengan conocimientos y experiencia en la atención de los residentes que tendrán a cargo.

Ubicación:

Es importante el fácil acceso para los familiares, idealmente que esté en cercanías de la ruta habitual para así mantener a la persona mayor lo más cerca posible de su entorno y facilitar las visitas de familiares y amigos, tanto para acompañarlo, realizar actividades fuera de la institución, llamadas telefónicas, mails de forma permanente y para llegar con prontitud en caso de emergencia u otra necesidad que requiera rápida solución.

Percepción del ambiente físico:

Siempre visita previamente todas las residencias que hayas seleccionado antes de tomar una decisión. Es muy importante la disposición del centro a enseñarnos sus instalaciones y explicarnos sus servicios con claridad, esto refleja una buena disposición y seguridad del mismo.

Durante tu visita procura observar todo, por ejemplo, ¿es una residencia muy solicitada? ¿Se percibe un buen ambiente, con un personal amable, respetuoso, feliz y que conocen a los residentes? ¿Los residentes están dignamente vestidos, si se ven saludables, si tienen cara de satisfechos o están tristes? Detalles como estos nos darán una visión más acabada sobre la gestión diaria del establecimiento y reflejará la calidad del servicio.

Evalúa el establecimiento como un todo, desde el dormitorio, sala de talleres, comedores, sala de almacenamiento de alimentos y medicamentos cómo se dispone la basura, capacidad de residentes y orden del establecimiento, estacionamientos, etc.

Calidad humana:

Más que diplomas o títulos académicos, importa la personalidad, el carisma y la empatía hacia el adulto mayor. Es por eso que la vocación de servicio, el enfoque familiar, la autonomía personal pasan a ser mucho más relevantes, es decir, lo que se debe elegir es la calidad del servicio más que las condiciones suntuarias. Existen residencias de gran lujo, estéticamente muy destacadas, pero que no entregan el mejor servicio para los mayores.

Consulta también sobre la misión y visión que tiene el centro y sus políticas en relación al respeto de la persona mayor, puede ayudarte a formar un enfoque de las prioridades del centro.

Otras formalidades:

También es relevante la entrega de un contrato y el precio, conoce en detalle los costos de la residencia que se quiere elegir, porque el valor debe estar de acuerdo a los recursos disponibles. A veces no está claro cuánto dinero se posee y quienes de la familia van a realizar aportes adicionales y hasta qué punto. Además se debe utilizar los ingresos habituales del residente, su jubilación, rentas, etc. Son detalles no menores que te entregaran mayor seguridad y certezas legales.

Algunos ejemplos de Indicadores de calidad:

  • Contar con políticas escritas para evitar el maltrato, abuso o negligencia.
  • Adecuar el funcionamiento de la institución a las necesidades y mejor aún a las preferencias de los residentes.
  • Poseer un equipo calificado entre los cuidadores, profesionales y en la dirección de la institución.
  • Manejar incontinencias urinaria o fecal, evitar caídas, etc.
  • Promover la actividad física y evitar la inmovilidad, con todas sus consecuencias.
  • Manejar trastornos de conducta, asociados al deterioro cognitivo, especialmente los que afecten a terceras personas.
  • Prevenir, detectar y manejar rasgos depresivos o cuadros depresivos propiamente tales.
  • Mantener la capacidad de realizar las actividades de la vida diaria.
  • Presentar buenas condiciones laborales para el personal, evitar su recambio frecuente y promover actividades formativas para ellos con el fin de incorporar nuevos conocimientos y los mantengan al día.

En LabySalud nos movemos por ti y queremos entregarte las mejores herramientas para que tomes buenas decisiones, es por esto que creemos que considerar a la residencia de larga estadía como un recurso de apoyo  y no como un abandono del adulto mayor, será de vital importancia para el bienestar integral de la familia.

Por nuestra parte te contamos que somos especialistas en exámenes a domicilio, ya sea de laboratorio, como cardiológicos y estamos a tu disposición en la región metropolitana y en la quinta región de Chile.

¿Quieres saber más sobre nosotros?

Sigue a LabySalud en nuestras redes sociales: Facebook, Instagram, linkedin

Visita nuestra página web www.labysalud.cl y conocer nuestros convenios con otras empresas

Cotiza tus exámenes, ya sea con FONASA, isapres o particular.

Contáctanos a los siguientes teléfonos (prefiere whatsapp)

Región metropolitana: +56993061996

V región: +56939181299

Si quieres gestionar un convenio escríbenos a convenios@labysalud.cl