¿De qué se trata el Examen de TSH?

El examen de TSH es un análisis de sangre que mide los niveles de la hormona tiroidea. La tiroides es una glándula pequeña con forma de mariposa situada cerca de la garganta. La tiroides produce hormonas que regulan la manera en que el cuerpo utiliza la energía. También juega un papel importante regulando el peso, la temperatura corporal, la fuerza muscular e incluso el estado de ánimo. La TSH es producida en el cerebro por una glándula llamada pituitaria o hipófisis. Cuando los niveles de tiroides están bajos en el cuerpo, la glándula pituitaria produce más TSH. Y cuando los niveles de tiroides están altos, la glándula pituitaria produce menos TSH. Si los niveles de TSH están demasiado altos o bajos, esto podría indicar que la tiroides no está funcionando bien.

El examen de TSH se utiliza para evaluar el funcionamiento de la tiroides.

¿Por qué necesito un examen de TSH?

Podrías necesitar un examen de TSH si tiene síntomas de mucha hormona tiroides en la sangre (hipertiroidismo) o muy poca (hipotiroidismo).

Los síntomas del hipertiroidismo, también conocido como tiroides hiperactiva, incluyen:

  • Ansiedad
  • Pérdida de peso
  • Temblores en las manos
  • Frecuencia cardíaca más rápida
  • Hinchazón
  • Protrusión de los ojos
  • Dificultad para dormir

Los síntomas del hipotiroidismo, también conocido como tiroides hipoactiva, incluyen:

  • Aumento de peso
  • Cansancio
  • Caída del cabello
  • Tolerancia baja a las temperaturas frías
  • Períodos menstruales irregulares
  • Estreñimiento

¿Qué ocurre durante una prueba de TSH?

Un profesional de la salud toma una muestra de sangre de una vena de un brazo con una aguja pequeña. Después de insertar la aguja, extrae una cantidad pequeña de sangre que se coloca en un tubo de ensayo. El examen de TSH no requiere ninguna preparación especial.

¿Qué significan los resultados?

Tener niveles de TSH altos puede indicar que la tiroides no está produciendo suficiente hormona tiroidea (hipotiroidismo). Tener niveles de TSH bajos puede indicar que la tiroides está produciendo demasiada hormona tiroidea (hipertiroidismo). La prueba de TSH no explica por qué los niveles de TSH están demasiado altos o bajos. Si sus resultados son anormales, su médico probablemente le pedirá pruebas adicionales para determinar la causa de su problema tiroideo, por ejemplo:

  • Hormona T3
  • Hormona T4
  • Pruebas para diagnosticar la enfermedad de Graves, enfermedad autoinmune que causa hipertiroidismo
  • Pruebas para diagnosticar la tiroiditis de Hashimoto, enfermedad autoinmune que causa hipotiroidismo

¿Debo saber algo más sobre la prueba de TSH?

Durante el embarazo, pueden ocurrir cambios en la tiroides. Generalmente no son significativos, pero algunas mujeres tienen enfermedad tiroidea durante el embarazo. El hipertiroidismo ocurre en aproximadamente uno de cada 500 embarazos, mientras que el hipotiroidismo ocurre aproximadamente en uno de cada 250 embarazos. El hipertiroidismo, y menos comúnmente el hipotiroidismo, pueden continuar después del embarazo. Si tiene un problema tiroideo durante el embarazo, su médico o profesional de la salud seguirá manteniendo controles después del parto. Si tiene antecedentes de enfermedad tiroidea, no deje de decírselo a su médico o profesional de la salud si está embarazada o piensa quedar embarazada.

Para conocer tus niveles de Hormona TSH te invitamos a realizar este examen con Labysalud. Cotiza de forma particular, con isapres y FONASA. Compara, ya que desde Labyapp, tomademuestras@labysalud.cl, +56993961996 encontrarás la mejor atención para toda tu familia. Confía en nosotros y contáctanos ya.