¿Sabes de qué se trata el Perfil Hepático?

El Perfil Hepático es un examen de sangre en el que se mide la presencia de algunas enzimas, proteínas y bilirrubina en sangre, con el objetivo de determinar si existe alguna alteración en el #hígado.

Las pruebas que pueden formar parte del perfil hepático son:

– Enzima ALT o GPT: se eleva cuando las células hepáticas están dañadas.

– Enzima AST o GOT: su presencia en sangre también aumenta cuando se dañan las células del hígado.

– Gamma GT: la actividad enzimática

– Gamma GT puede estar elevada en casos de #cirrosis o litiasis biliar.

– LDH: se trata de una enzima que puede incrementar su nivel en sangre por ejemplo  alteraciones hepáticas.

– Fosfatasa alcalina: esta enzima se encuentra en diversos tejidos y puede elevarse por litiasis biliar, cirrosis, problemas óseos, niños y adolescentes en etapa de crecimiento, etc.

– Bilirrubinas: el #hígado procesa las bilirrubinas

– Proteínas totales y albúmina: se sintetizan en el hígado y su disminución en sangre puede deberse a una insuficiencia hepática.

El médico puede solicitar la realización de un perfil hepático si sospecha de:

  • Hepatitis viral, bacteriana o autoinmune.
  • Litiasis biliar (cálculos en la vesícula biliar), estenosis biliar.
  • Cirrosis o cáncer de hígado.
  • Cáncer de páncreas, pancreatitis.
  • Otras alteraciones hepáticas.

Por otro lado, algunos medicamentos de uso habitual pueden alterar la función del hígado, se dice que son hepatotóxicos. En estos casos, el #médico puede solicitar la realización de un perfil hepático con cierta frecuencia, a modo de control.